Cómo Tekkie Uni Ayudó a un Chico a Tomar Clases en Línea Junto a su Amigo

Ramiro Díaz Bustos ha estado trabajando en proyectos escolares en línea, con sus amigos, mucho antes de que la mayoría de los niños conocieran a sus amigos del entorno a través de Zoom y tomaran clases a distancia.

Ramiro, un niño de 12 años que vive en Argentina, se unió a las clases de programación en línea de Tekkie Uni con su amigo Luca el año pasado, cuando ambos tenían 11 años.

“A ambos les gusta la tecnología y son amigos en la escuela”, dice la madre de Ramiro, Romina Bustos, trabajadora social de profesión. “La madre de Luca encontró la academia y nos preguntó si nos gustaba la idea de inscribirnos juntos.”

¿Cómo hacen amigos de la vida real para tomar una clase en línea juntos?

Ramiro y Luca comenzaron la clase juntos, pero separados. Aunque viven a solo tres cuadras uno del otro en Rosario, Argentina, cada uno tomó la clase desde su propia casa, y a su manera. Por ejemplo, el padre de Ramiro, Gaspar, se sentó en las primeras sesiones, para asegurarse de que no hubiera dificultades técnicas y que Ramiro, un chico naturalmente tímido, tuviera todo lo necesario en la clase.

Pero a pesar de que los chicos estudiaban en sus propias casas, también trabajaban juntos en proyectos, dice Romina. Aunque Ramiro y Luca podrían haberse encontrado en persona para trabajar en su proyecto, eligieron hacerlo en línea.

“Se les ofreció la opción de hacer un proyecto en papel o en Google Drive”, dijo. “Decidieron hacerlo en Google Drive. Abrieron el archivo juntos, y trabajaron en una videollamada… Me sorprendió la responsabilidad con la que trabajaron. Se estableció el tiempo para conectarse y trabajar juntos. El trabajo fue asombroso, el proyecto fue genial, y el profesor se sorprendió del resultado del trabajo que se hizo online.”

¡Suscríbase a nuestro boletín!
Deje sus datos y ¡obtenga Tekkie!

¿Cómo un chico tímido lleva una clase online?

Al principio, Romina estaba preocupada que Ramiro se uniera a las clases en línea de Tekkie Uni.

Aunque es un chico responsable que obtiene buenas notas en la escuela y hace sus deberes sin que ella tenga que presionarlo para que lo haga, tiene algunos desafíos con la comunicación en la escuela. Es un poco tímido y hablar en clase a veces le resulta difícil. También tiene dificultades con su escritura, lo que hace que algunos aspectos de su trabajo en clase, como las clases de idiomas, sean un reto.

“Por eso estudiar usando la tecnología es más fácil para él”, dijo Romina. Trabajar en la computadora ayuda a Ramiro a concentrarse más en el contenido de su trabajo que en las mismas palabras.

Cuando se inscribió en Tekkie Uni, se sintió confiada al saber que él y Luca podrían conversar con el profesor y entre sí, a través de chats privados en vez de hacerlo con todo el grupo. También sabía que las cámaras de los estudiantes no estarían encendidas, lo que sería útil para Ramiro.

“Puede hacer una pregunta al profesor sin exponerse”, dijo ella. “Poder preguntar a través de un chat le ayuda a sentirse cómodo, lo que creo que es un gran beneficio del curso.”

Sin embargo, le preocupaba que Ramiro y Luca tuvieran dificultades para unirse al resto de la clase, pero se sorprendió gratamente. Los chicos se integraron bien y pudieron comunicarse con sus compañeros.

¿Qué beneficios puede tener una clase online para un chico que ya es un buen estudiante?

Ramiro trabajó en varios proyectos, la mayoría por su cuenta. Lo que más le gustaba del curso era construir aplicaciones, descargarlas a su teléfono y enviarlas a su familia a través de WhatsApp.

“Recuerdo muy bien un proyecto que era un huevo que había que pinchar hasta abrirlo”, dijo. “Hizo que toda la familia lo pinchara.”

Según su madre, Ramiro ha aprendido a manejar mejor las computadoras y a estudiar en línea gracias a su tiempo en Tekkie Uni. También ha aprendido a revisar su trabajo.

“Solía hacer un ejercicio antes pero no lo revisaba después, y en la programación es imposible no revisar tu trabajo”, dijo Romina. “En la programación si no obtienes tu resultado, debes volver al principio y buscar errores. Ahora entiende la importancia de revisar los procesos de programación en la creación de aplicaciones.”

Aunque algunos de los mayores beneficios de Ramiro han sido académicos, su tiempo en Tekkie les permitió unirse como familia. Pasó tiempo con su padre durante las primeras semanas del programa y toda la familia apoyó a Ramiro en su curso.

“También me alivió el hecho de no tener que llevarlo a ninguna parte, y no tener que correr, salir, entrar”, dijo Romina. “Más bien, sabía que estaríamos en casa y él estaría en su propio espacio, con su computadora, y tener ese lugar lo hizo un niño más independiente.”

Responses

Comment below