Consejos para creadores de contenido de video. Parte II

En la segunda parte de nuestra serie de creación de contenido de video veremos los elementos de pre-producción, principalmente la formulación de ideas, el guion, el guion gráfico y otros aspectos de la narración.

Empezamos con: ¿Qué tipo de contenido audiovisual quieren crear tus hijos? ¿Saben con precisión qué quieren hacer, o solo tienen una idea pero no saben todavía cómo producirla? Bueno, hay un par de preguntas clave que puedes hacerles. ¿Qué tipo de contenido quieren crear?

Esto se refiere al género. Los géneros son los campos que les interesan a diferentes audiencias. Hay canales extraordinarios. Algunos muy creativos en YouTube. Pero antes, aclaramos que no estamos incitando a tus hijos a crar un canal público en YouTube (a menos que sean adolescentes o jóvenes responsables, próximos a ser adultos). Mencionamos esta red solo porque es un buen ejemplo de lo que se puede hacer con un contenido audiovisual exitoso. Dicho esto, tus hijos siempre pueden crear canales privados de YouTube y compartirlos solo con personas específicas, como amigos y familiares.

Uno particularmente popular se llama Ryan’s World y está disponible en español. Míralo. Es alucinante. Sin demasiada producción, logra muchísimo con sus ideas.

También hay 1.000.000.000.000.000.000.000.000 de videos de gatos haciendo locuras. ¡Aproximadamente! El cielo es el límite cuando se trata de desarrollar un concepto para contenido o series de video. Veamos lo básico.

Cómo elegir un género y desarrollar ideas para tu contenido

Anímate a participar con tus hijos del proceso… después de todo, ¡tú los conoces bastante bien! Por lo tanto, puedes hacerles sugerencias. ¿Les interesa la moda? ¿Conocen las últimas marcas y los mejores diseñadores del mundo? Podrían hacer contenido de video basado en lo que se luce actualmente en París. Si son más pequeños, podrían dar su opinión sobre los artículos más recientes para niños. Esto podría incluir zapatillas, como las de Nike, dirigidas a diferentes mercados.

Tal vez tus hijos son expertos en videojuegos y quieren compartir sus experiencias con los demás. Fácilmente podrían grabar la pantalla con los segmentos de los juegos que más les gustan y quieren destacar, y ordenarlos en un resumen.

Tal vez son jóvenes cocineros que ayudan a mamá a hornear galletas para ocasiones especiales (como The bow girls o Charly’s Crafty Kitchen). ¡Y tienen un montón de consejos para los jóvenes que buscan crear su propia marca de galletas! A través de simples técnicas de grabación y trucos de edición (que examinaremos con más detalle en la Parte III), los pequeños chefs pueden demostrar su capacidad para preparar y hornear delicias en la cocina.

O, tal vez, a tus hijos les encantan las películas. Es perfectamente posible tomar clips de un programa, serie o película, de plataformas como YouTube, y hacer comentarios sobre ellos. No atenta contra los derechos de autor, y hay críticos profesionales que lo hacen todo el tiempo. Así que tus hijos también pueden sumar fragmentos como parte de su contenido.

Y, por último, hay un género popular que es el de documental/educativo. Canales como Eons llevan a los espectadores a viajes que van cientos de miles de millones de años atrás, planteando preguntas como «¿cómo era el ancestro común de perros y lobos?» y «¿qué causó la última Edad de Hielo?». Algunos de estos programas apuntan también a lo que sucederá miles de millones de años más adelante cuando nuestra galaxia, la Vía Láctea, choque con la galaxia gigante Andrómeda. (Spoiler: relájate, no estarás cerca para verlo).

Entonces, si tus hijos son de tipo intelectual, o potenciales científicos, tal vez puedan armar su propio canal o contenido de video planteando una pregunta interesante y explorándola en profundidad. Esto podría ser emocionante, porque puede incluso informar a los adultos de la familia y a sus amigos sobre cosas que no tenían idea, ¡como lo que sucede exactamente en un agujero negro! (¡Cosas interesantes! Pero, como los agujeros son negros, lo mejor es observarlos desde una distancia prudente, por las intensas fuerzas gravitacionales y todo eso).

Cómo planificar el contenido del video y los aspectos de la narración

El primer paso es, simplemente, escribir un guion. Este es, posiblemente, el único paso que tus hijos necesitan, aunque el guion gráfico también es especialmente útil. La esencia del guion es que contiene el paso a paso para grabar el contenido. Es el plan. Al momento de producir una grabación audiovisual, siempre es recomendable tener un plan.

La escritura de guiones tiene muchas variables, así que vamos a simplificarla tanto como sea posible. Esencialmente, hay dos elementos: 1) diálogo, y 2) descripciones. El diálogo es todo lo que se dice en el contenido. Por ejemplo, si tomamos como referencia un video de comentarios sobre juegos o películas, el diálogo sería el comentario sobre el tema. Casi todos los contenidos presentan al menos algún tipo de diálogo. Cuando se trata de actores que interpretan un papel, o cuando un narrador cuenta una historia (la «historia» puede ser tanto una opinión o reseña, así como las noticias de los próximos lanzamientos de juegos).

Por otro lado están las descripciones. Son las que definen lo que vemos y cuándo lo vemos. Por ejemplo, las descripciones hablan de la locación donde se graba el contenido (digamos la cocina en el caso de las galletas horneadas) o, si están usando una pantalla verde, del fondo que vemos atrás del presentador o la anfitriona del programa. O de tus hijos, o de cualquier persona que salga en pantalla. Y también está el contenido de stock. (Las fotos de archivo y el contenido de stock se cubrieron en la Parte I de esta serie, así como dónde encontrarlos para descargar gratuitamente).

¡Suscríbase a nuestro boletín!

Deje sus datos y ¡obtenga Tekkie!

Required field
Required field

Puedes ver las descripciones del guion en este ejemplo:

*

TITULO: EL RECORRIDO DE LOS DINOSAURIOS DE BRUNO, PARTE I

Escena 1:

El plano abre con imágenes de stock de dinosaurios exhibidos en un museo.

Voz en off (¡yo!): Los dinosaurios han captado nuestra imaginación durante cientos de años, desde que fueron descubiertos por primera vez en 1677, cuando Robert Plot encontró el primer hueso de dinosaurio.

Corte a: una imagen ilustrada de un grupo de buscadores de fósiles de 1712, desempolvando fósiles de una roca.

Voz en off: Impulsó a muchos aventureros y cazadores de fósiles aficionados que buscaban lograr el próximo gran hallazgo. ¡Y hoy vamos a hacer un viaje que nos llevará por el recorrido de los dinosaurios!

Entra título: El recorrido de los dinosaurios de Bruno – Parte I

Escena 2:

Clip de video de archivo de un huevo grande (en realidad es un huevo de cocodrilo, pero tomado desde muy cerca).

Voz en off: Desde el momento en que ponen sus huevos, las crías de dinosaurio son vulnerables. Aunque, al final, el mayor riesgo que corrieron no fue ese… Sino una fuerza que vino más allá de este mundo.

Corte a: cavamos un pequeño agujero para simular un cráter y lo grabamos durante cinco segundos, a corta distancia, con pequeñas piedras que representan piezas del «asteroide».

Voz en off: El evento que puso fin a la era de los dinosaurios tuvo que ver con un asteroide que colisionó contra la Tierra.

*

Bien, ahora expliquemos un poco el proceso

Como puedes ver, el guion proporciona el paso a paso para crear y conformar el contenido. A veces, este contenido es material de archivo utilizado en el proceso de edición (más sobre eso en la Parte IV), o puede ser contenido realmente grabado por tus hijos usando la cámara de su (tu) smartphone (más sobre eso en la Parte III).

El guion también proporciona indicaciones en cuanto al audio. ¿Y la introducción? Bueno, es importante tener buenas imágenes de apertura (intro) y cierre (outro) para tu contenido. La mayoría de los programas de edición las incluyen, pero ¿por qué no hacer que tus hijos aprendan a diseñar las suyas propias en un curso de Animación como este, por ejemplo?

En todo caso, escribir un guion te facilita proyectar la historia y hacerla encajar. Como puedes ver en nuestro ejemplo básico, el guion indica un flujo lineal de eventos para la grabación (y edición) de la historia. Para simplificarlo aún más, podemos desglosar el proceso con una técnica adicional que nos permite visualizar cómo se verán las tomas.

Guion gráfico (o storyboard) para visualizar el contenido exacto

Para proyectos simples es suficiente contar con un guion. Luego, para proyectos más elaborados, la mejor herramienta sería el guion gráfico. También llamado storyboard, se trata de básicamente del dibujo, cómic o historieta del rodaje. No importa si tus hijos no son tan buenos dibujando. Incluso los bocetos simples funcionarán en hojas de tamaño A4, cada una representando una toma de una escena. Tampoco tienen que ser todas las tomas.

El objetivo es capturar las diferentes perspectivas de cómo se verá el contenido en la pantalla. ¿Es una toma de cerca, en un ángulo de 90 grados, de un huevo de cocodrilo? ¿Es un dibujo de galletas tomadas desde arriba, en vista cenital, que entran a cuadro en la escena #3 de «El show de cocina de Ana»? ¿Es un plano general abierto de una tienda de ropa para niños que muestra la gran cantidad de moda disponible para comprar en el local más lujoso de la ciudad? Eso depende de la visión de tus hijos y de cómo proyectan la continuidad de los contenidos.

Para qué sirve el guion gráfico: para aprender a visualizar, dimensionar y apreciar esa visión. Esto lo convierte en una parte importante del proceso.

Una vez que tengan proyectado cómo editar los planos y el material de archivo, y cómo articular la historia que quieren contar, están listos para el rodaje.

¡No te pierdas la próxima entrega!

Ahora que tenemos nuestro plan, estamos listos para empezar a rodar. Aquí es donde se hace el trabajo definitivo. Es un momento muy gratificante, especialmente al capturar escenas y secuencias tal y como las imaginamos. Veremos ese tema la próxima vez. Mientras tanto, tus hijos pueden centrarse en la historia del contenido que quieren compartir. Y, progresivamente, darle vida por medio del guion y de los bocetos del storyboard.

Así que están listos, con la cabeza llena de ideas, para empezar a producir de la manera más organizada posible su contenido audiovisual. Es momento de experimentar, aprender y recrear sus sueños, primero desde el papel, y luego… ¡en la pantalla!

Ten presente nuestro curso de Tekkie Uni, especializado en enseñarles todo lo que necesitan saber para convertirse en creadores de contenido de video. Somos una escuela online, con clases en vivo, ¡que prioriza la originalidad de espíritu y la creatividad ante todo!

Responses

Comment below