Cocinar y Programar: Más similitudes de las que crees

Antes de que comencemos a compartir esta interesante perspectiva entre las cosas en común que tienen programar y cocinar, queremos clarificar que no tenemos idea de si Gordon Ramsey podría o no hace su propia app (aunque sabemos que sus hijos si podrían, a través de alguno de nuestros cursos online), y queremos dejar en claro también de que no estamos diciendo que el equipo estrella de Bill Gates podría ganar una estrella Michelin por su talento culinario.

En este nuevo artículo de nuestro blog, mencionaremos las muchísimas similitudes que tienen cocinar y programar. Pero iremos un paso más allá. Una gran parte de estas semejanzas están profundamente relacionadas con la forma y metodología que tenemos de enseñar a programar.

Estas similitudes tienen relación al enfoque en el proceso y a los extraordinarios resultados que se pueden obtener cuando los cambios y mejoras se pueden realizar al añadir o quitar ingredientes, durante el proceso mismo.

Exactamente. Cocinar y programar son dos actividades que se parecen mucho, pero… ¿Por qué? Ponte cómodo y permítenos explicarte nuestro punto de vista. Estaremos dichosos de leer tus opiniones en los comentarios de abajo.

¡Suscríbase a nuestro boletín!
Deje sus datos y ¡obtenga Tekkie!

El foco en el proceso: ¿Falta sal? ¿Quizás un nuevo y colorido elemento para tu app?

Como comentamos anteriormente, vivimos en un mundo que está hiperconectado, donde la automatización de los procesos ha producido una peligrosa baja de interacción humana en los procesos de aprendizaje.

Al vivir en medio de la cuarta revolución industrial, nuestros hijos e hijas deben hacer algo que incluya un poco de “humanidad” a estos múltiples procesos. Es exactamente por eso que creemos que el aprendizaje colaborativa es tan importante. Por ello también, el acercamiento de Vygotsky a la educación se hace hoy, más relevante que nunca antes.

¿Pero de qué se trata esta tendencia de evaluación formativa? En palabras simples, es enfocarse más en el proceso que en los exámenes estandarizados que se realizan al final del mismo. ¿Ves? ¡Tal y como en la cocina!

Como dicen muchos educadores de renombre, la educación debería ser como preparar un plato en la cocina. Al cocinar, pruebas el plato en medio del proceso unas cuantas veces para verificar si falta sal, azúcar, pimienta, o quizás un poco de ajo. Añades esos ingredientes en el camino. Las recetas se transforman en una suerte de guía, pero la necesidad de probar cómo te está quedando antes de servir los platos, siempre existirá.

Lo mismo pasa con la programación. Cuando tus pequeños crean su propia aplicación, tienen que probar cómo funciona, tienen que testear diferentes elementos y colores, y también, tienen que sentir la experiencia de los usuarios al utilizar la app que crearon, antes de lanzarla o de compartirla con sus amigos.

Entregarle a tus hijas e hijos el espacio para pensar en el proceso, y la posibilidad de añadir, quitar o modificar lo que hicieron hasta ese momento, les permite abrir su mente a un nuevo mundo de posibilidades, donde reina la creatividad. Como al cocinar, ¿cierto?

Creatividad: Probando nuevos ingredientes para innovar y sorprender

¿Tus abuelos alguna vez pensaron que la comida Thai, el sushi, o la cocina fusión “Medio Oriente Sudamericana” serían algo que podría funcionar? Bueno, la cantidad de creatividad que los cocineros añaden a su trabajo, no solo permitieron que estas tendencias funcionen, sino que hicieron que miles alrededor del mundo exijan estos tipos de comida.

Como en la cocina, la programación requiere muchísima creatividad. ¿Pero cómo sería el ambiente ideal para que la creatividad esté presente en el aprendizaje de la programación? Un espacio abierto, con una variedad de herramientas, y donde se aprenda haciendo, puede garantizar que la creatividad se fortalezca en los estudiantes.

El mundo se mueve demasiado rápido, y tanto programadores como cocineros deben seguir las tendencias, estar al día con nuevas tecnologías, ingredientes, plug-ins, y lo más importante de todo: Entender qué es lo que sus audiencias están pidiendo o necesitando.

Tanto los chef como los desarrolladores de apps deben prestar suma atención a lo que sus públicos les piden, y encontrar así los caminos más creativos e innovadores para transformar esas peticiones en algo concreto como una app asombrosa o un plato delicioso.

Experimenta: Prueba, prueba y vuelve a probar

Esta regla aplica a casi todas las industrias, pero en especial a la cocina y a la programación. En estos dos campos, los expertos y los creadores deben intentar descubrir nuevas y más novedosas opciones para alcanzar sus metas, todos los días. Es en la cocina y en sus escritorios donde tus hijos crearán sus propias apps y donde el proceso de “aprender haciendo” realmente ocurre.

Ese proceso de descubrimiento al crear una app es fundamental. Incluye investigación en terreno, entendimiento de nuevas herramientas y opciones, descubrimiento de nuevas plataformas, plug-ins, colores, y funciones. Como dijimos antes: Incluye entender en profundidad qué es lo que sus mercados objetivos (o usuarios finales) realmente quieren.

¿Y en la cocina? ¡La misma historia! No te atreverías a servir un cheescake en la mesa con tocino cítrico, tres bolitas de falafel, y trocitos de sandía encima, ¿cierto? Bueno, no hay manera de saber si un plato (o una app) será exitosa o no hasta que lo pruebes una y otra vez.

¿Y cuáles son las herramientas que los estudiantes obtienen de este proceso? Muchísimas. Solo por mencionar algunas, impulsarán su pensamiento creativo, sus habilidades analíticas, y fortalecerán su pensamiento crítico al decidir qué elementos funcionan, y cuáles definitivamente no.

No enseñamos a cocinar, pero tus hijos e hijas pueden aprender cómo programar hoy mismo

Fuera de disfrutar de una cena deliciosa de vez en cuando, y de entender las similitudes que tienen cocinar y programar, no sabemos mucho sobre cocina. ¿Pero sabes de qué si sabemos y mucho? De programación.

Hemos descubierto las mejores metodologías y a los mejores instructores para enseñarles a los niños y niñas del mundo a programar.

Subscribe a tus hijos e hijas a uno de nuestros cursos online y en vivo de programación, y permítete sorprenderte con la cantidad de increíbles juegos y apps que ellos mismos crearán. Déjalos descubrir su propio potencial mientras obtienen todas las herramientas que necesitan para transformar cualquiera de sus ideas en una realidad que asombrará a muchos.

Responses

Comment below