Un estudiante del mundo

Tekkie Uni permite que un chico desde Argentina estudie programación con niños en Francia

Valentín Paladini vive en Argentina, pero habla con fluidez un idioma que no esperarías: francés.

Valentín ha estudiado francés desde sus 2 años, está matriculado en una escuela secundaria francesa, y espera estudiar en Francia como universitario. Ahora, incluso estudia programación con Tekkie Uni, en francés.

Gracias a la diversidad de clases internacionales de Tekkie Uni, Valentín pudo tomar tanto programación como robótica, en francés. Sus compañeros de clase han sido nativos de habla francesa que viven en Europa, lo que le ha dado una idea de lo que podría ser una experiencia universitaria en aquel continente, algún día.

Por su parte, Valentín está feliz de tomar clases con sus compañeros europeos.

“Los niños europeos son como los demás, tienen talentos, habilidades. No hay diferencias”, dijo. “Me siento como si fuera un ciudadano del mundo”.

Tecnología y francés: una combinación perfecta

Valentín asiste actualmente a su escuela secundaria de lengua francesa con una beca. La escuela se encuentra a 25 kilómetros de su casa, lo que significa que la familia viaja diariamente durante una hora, pero, como lo dice su mamá Carla Correas, para ellos vale la pena.

“Me gusta mucho su escuela porque es un lugar sin prejuicios, donde se enseñan valores humanos como la libertad, la fraternidad y la igualdad; todo lo que forma parte de la cultura francesa”, dijo. “Los niños no usan uniforme y se visten como ellos quieren, cada uno de acuerdo a su propio estilo y preferencias. Hay niños de todas las razas y religiones”.

A Valentín le encanta la tecnología; de hecho tiene una clase en su escuela, y su ambición es crecer y trabajar con autos, una ocupación que se ha centrado en la informática durante los últimos años. Carla y su esposo estaban interesados en encontrar una actividad extracurricular para que Valentín incorporara su amor por la tecnología.

Cuando ella vio el anuncio de Tekkie Uni en Facebook, se sintió intrigada de inmediato; Tekkie Uni no solo brindaba clases de tecnología para su hijo, sino que como academia internacional, también le ofrecería a Valentín la oportunidad de aprender con estudiantes y profesores de todo el mundo.

A pesar de que Valentín habla francés con fluidez, inicialmente no se matriculó en una clase de programación en francés. En cambio, se inscribió en un curso de español, pero infortunadamente, la clase no funcionó con su horario. Fue entonces cuando a la familia se le ocurrió la idea de que Valentín tomara el curso en francés.

“Fue perfecto”, dijo Carla.

Estudiar tecnología en línea

Valentín ha tomado dos clases con Tekkie Uni: Desarrollo de Aplicaciones y Robótica. Le encanta el enfoque en la tecnología. Desea crear aplicaciones para autos algún día, por lo que valora profundizar en temas tecnológicos. En la escuela, dice, debe aprender muchas cosas. En Tekkie Uni, se centra en las habilidades digitales mediante la creación de aplicaciones.

“Me gusta que no tengo que pasar tiempo haciendo tareas”, dijo. “Así es mejor, es más fácil aprender al centrarme en los proyectos”.

Sus clases en Tekkie Uni también lo han convertido en mejor estudiante fuera del aula virtual. Por ejemplo, Valentín ha asumido toda la responsabilidad de su clase; trabaja independientemente y pone una alarma en su celular para asegurarse de que se conectará a tiempo a su sesión.

¡Suscríbase a nuestro boletín!
Deje sus datos y ¡obtenga Tekkie!

También ha utilizado las lecciones de Tekkie Uni para mejorar en su clase de tecnología en la escuela, según su mamá.

“Un día la maestra vino a clase y dejó unos ejercicios en la pizarra”, dijo Carla. “Ella ni siquiera se había sentado cuando Valentín levantó la mano para decir que ya había terminado. Ella, por supuesto, pensó que era una broma o que los ejercicios estaban mal hechos. Luego revisó su trabajo y se dio cuenta de que todo estaba bien hecho, sin errores”.

Valentín estaba demasiado apenado en ese momento para explicar que estudiaba programación fuera de la escuela, pero más adelante, Carla se reunió con la directora y el profesor de grupo, y les contó sobre las clases de Valentín con Tekkie Uni.

“Se pusieron en contacto con la maestra de tecnología y ella quedó muy impresionada”, aseguró Carla. Ahora, dice, Valentín tiene la mejor calificación en la clase de tecnología.

Un estudiante del mundo

Valentín es el único en su grupo de amigos que aprende programación; la mayoría de los niños que conoce practican deportes o estudian, pero él es el único que pasa su tiempo libre programando.

Cuando se le preguntó qué le diría a un niño que se preocupara de que de la programación fuera muy difícil, Valentín tuvo un solo consejo: ¡inténtalo!

“No se puede pensar que algo es difícil sin haberlo intentarlo”, dijo. “Si quieres hacerlo, podrás hacerlo. Tienes que verlo desde el lado que más te gusta. Eso es lo que me motivó a intentar cosas que no sabía hacer”.

Actualmente Valentín entra a su tercer año con Tekkie Uni, lo que hace muy felices a sus padres. Hoy la tecnología rodea a los niños y Carla quiere ver a su hijo aprender a usarla de la mejor manera.

“Su generación nació con un celular en la mano”, dice Carla. “La tecnología es parte de sus vidas diarias”.

Responses

Comment below