Aprendizaje lúdico: ¿pueden nuestros hijos aprender de Minecraft?

Alguna vez ¿ha cuestionado el formato en el que estamos educando hoy en día? ¿Tenemos en cuenta los diversos juegos y herramientas digitales disponibles cuando pensamos en cómo educar? Es hora de empezar a pensar en la educación de otra manera. Permítanos presentarle el aprendizaje lúdico.

El aprendizaje lúdico es un método educativo que tiene como objetivo involucrar, motivar y animar a los estudiantes mediante la adaptación e inclusión de elementos de juego en el aula. ¡No se confunda! No estamos hablando de jugar a la rayuela o de probar la última versión de Mario Bros en el aula.

En realidad, hablamos de extraer los elementos atractivos de estos juegos para inspirar a los estudiantes dentro de un nuevo paradigma educativo. ¿Por qué debemos seguir enseñando exactamente de la misma manera en la que aprendieron nuestros abuelos? ¿Cómo estamos preparando a nuestros hijos para la cuarta revolución industrial? ¿Las aulas se ven diferentes a como se veían hace 100 años?

Al establecer las metas de la clase y al pensar en nuestros hijos como actores sociales que tienen que interactuar entre sí para lograr una meta determinada, la clase adquiere de manera automática el tono de un juego.

Los procedimientos y las normas deben explicarse con claridad y los recursos necesarios para alcanzar la meta deben ser parte de la meta misma: deje que sus hijos encuentren los recursos que necesitan. De esta manera, el proceso de aprendizaje se vuelve atractivo y alentador.

Programación y aprendizaje lúdico: ¡La mejor manera de aprender!

Las lecciones de programación son el lugar perfecto para incorporar elementos del juego. Los niños tienen que alcanzar sus metas en un corto período de tiempo, la interacción con sus compañeros de clase no solo se recomienda, sino que también es necesaria, y la presión y los elementos misteriosos del juego siempre están presentes. En TekkieUni nos aseguramos de animar y hacer participar a nuestros estudiantes en la clase, permitiéndoles aprender cosas increíbles, mientras se divierten y disfrutan del proceso.

Tomemos un momento para repasar las similitudes entre los juegos y la programación de aprendizaje. A la hora de programar, hay que resolver problemas, buscar soluciones creativas, trabajar en equipo, encontrar recursos para hacer que algo funcione mejor, etc… Y a la hora de jugar a un juego, muchas de estas habilidades también tienen que aplicarse para tener éxito.

Ahora bien, ¿cuándo fue la última vez que nos preguntamos si existe una relación bilateral aquí? ¿Podemos realmente extraer elementos de juego, o elementos de la programación, y ponerlos en práctica en nuestras estrategias de enseñanza? ¡Sí, podemos!

Algunos ejemplos: Minecraft y otros juegos

Existen muchos entornos que ofrecen la posibilidad de que los niños aprendan mientras juegan, o entornos que ofrecen una estructura lúdica de aprendizaje para ayudar a los niños a aprender más rápido, mejor y ser más participativos.

Minecraft: ¡aprender jugando!

 

Minecraft es uno de los ejemplos más populares. Este juego, creado por el diseñador sueco Markus Persson, permite a los jugadores (o se les puede llamar estudiantes) construir estructuras utilizando varios cubos en un mundo 3D. Algunas de las otras actividades de este juego incluyen la creación y el combate, pero también la exploración y la recolección de recursos… como hemos mencionado antes.

Code Monkey: programar para obtener el plátano

 

Code Monkey es uno de los juegos más recientes y más populares donde los niños pueden aprender. En esta aplicación, los niños aprenden lo básico de la programación a través de personajes amigables y misiones atractivas. Al estar motivados para obtener mejores puntajes, los niños pueden aprender cosas interesantes acerca de cómo un programador necesita pensar para escribir una línea de código funcional.

Por qué debemos enseñar de otra manera: incluyendo elementos de juego en el aula

Hemos mencionado muchas veces lo efectivo, útil y atractivo que puede ser incorporar elementos de juego en nuestras aulas y planes de estudio. Pero para entender este asunto un poco mejor, debemos recordar un asunto importante: nos enfrentamos a la cuarta revolución industrial, una revolución que exigirá otro tipo de habilidades y destrezas de nuestros hijos.

¡Suscríbase a nuestro boletín!
Deje sus datos y ¡obtenga Tekkie!

Vivimos en una época en la que el trabajo en equipo, la capacidad de solucionar problemas y el pensamiento crítico son las habilidades más solicitadas por aquellos que van a liderar el mundo del mañana. Por lo tanto, la inclusión de elementos de juego no solo puede convertir cualquier estrategia de enseñanza en una más atractiva, sino que también puede brindar a los alumnos las habilidades que necesitarán para triunfar.

Pero si la inclusión de elementos de juegos puede ser útil, ¿se imaginan lo que podría pasar en el cerebro de nuestros hijos si les dejamos diseñar los juegos ellos mismos, para que otros niños aprendan con ellos?

Este grado de libertad, creatividad y pensamiento algorítmico puede permitir que nuestros niños creen, diseñen y programen juegos y aplicaciones extraordinarias que realmente puedan hacer de este mundo un lugar mejor, a través de la educación.

Dándoles a nuestros niños las herramientas correctas hoy para que ellos decidan qué hacer para optimizar los procesos de aprendizaje del futuro, solo podemos esperar un futuro más brillante. ¿No está de acuerdo?

Responses

Comment below