3 maneras en las que programar enseña a nuestros hijos a ser pacientes

Tal y como hemos explicado en instancias anteriores, la programación va mucho más allá que el código en sí mismo. Cuando nuestros hijos e hijas aprender a programar, no solamente están aprendiendo el lenguaje del futuro, sino que también están fortaleciendo una serie de herramientas que los ayudarán a tener más éxito en el futuro próximo; dándoles de esta manera una carrera más prometedora y un acceso más sencillo al trabajo de sus sueños.

Hoy, queremos enfocarnos en una de estas habilidades “blandas”; una que es extremadamente importante para su futuro éxito tanto profesional como personal. Hoy, queremos mostrarte 3 maneras a través de las cuales la programación le enseña a nuestros niños y niñas la habilidad de la paciencia.

Paciencia y programación: Una relación profunda y estrecha

¿Recuerdas cuando te hablamos de la relación que había entre el pensamiento de diseño y la programación? ¿Te acuerdas de cuando discutimos la importancia que tiene la creatividad en la programación? Bueno, hoy te entregamos una nueva perspectiva, sumamente interesante.

Sabemos cuán importante es para ti, como padre o madre, enseñar a tus hijos e hijas el valor real de la paciencia. Es por ello que te queremos entregar grandes noticias: La programación puede ayudar. Acá te mostramos cómo…

Prueba y error: Descubre cómo transformar los errores en experiencias de aprendizaje

En las aulas de clase tradicionales, los errores no son muy bien vistos por profesores y educadores. Para nosotros, verlos mal es, exactamente, el error más grande que se puede cometer. Los errores son, por lejos, la mejor experiencia de aprendizaje que un niño puede tener.

Cuando los niños y niñas practican el concepto de prueba y error, comprenden que si no tuvieron éxito de buenas a primeras, siempre habrá un nuevo sendero por el que caminar para resolver un problema, asunto o situación en particular.

Mientras tus hijos e hijas aprenden a programar, la prueba y el error se transformarán en una parte inherente de sus procesos, por tanto, estarán practicando la, a veces difícil de alcanzar, paciencia y casi sin darse cuenta. Entenderán a su vez el valor del proceso, y cuán importante es esperar para apreciar los resultados que llevan esperando tanto tiempo.

Consultar con otros: Entendiendo la importancia de las diferentes opiniones

Parte de ser paciente es entender que, fuera de nuestras cuatro paredes, hay miles de opiniones disponibles que, en muchos casos, pueden nutrir tu propia opinión aportando elementos de los análisis, experiencia y consejo de los otros.

Cuando tus hijos te piden un consejo, están de alguna manera comprendiendo, que quizás no llegarán a la meta con tanta inmediatez o tan rápido como se lo pensaron. Entenderán que podría tomar más tiempo, pero que el resultado final de sus proyectos será, simplemente, asombroso.

¡Suscríbase a nuestro boletín!
Deje sus datos y ¡obtenga Tekkie!

En las clases de programación de Tekkie Uni, tus hijos e hijas participarán en aulas interactivas, con instructores muy bien entrenados que los inspirarán a ellos y a sus compañeros de clase a explorar, a conversar, y a preguntarle activamente a los otros diferentes formas de resolver un problema. Todo, mientras crean su propia app o su propio juego.

Ser capaces de respetar las opiniones de los otros no solamente enseña paciencia, sino que también fortalece la humildad y otras varias habilidades sociales. Importante, ¿no te parece?.

Pensamiento crítico: Amigo inseparable de la programación

Acá te mostramos un hecho real: Aprender a programar fortalecerá la habilidad de tus hijos de pensar de forma crítica y analítica.

Ya sabes que hay numerosas habilidades del siglo 21 que tus hijos e hijas desarrollarán mientras aprenden a programar, pero el pensamiento crítico es una de las más importantes.

Aunque no lo creas, la paciencia y el pensamiento crítico están estrechamente relacionados. Cuando alguien para a pensar, se está permitiendo a si mismo observar los elementos desde un lugar diferente, analizar una multiplicidad de factores y determinar a qué soluciones podemos llegar si tomamos el camino A, el B o el C.

Esto, le permitirá a los estudiantes de programación apreciar el tiempo de una forma nueva, sabiendo que pueden hacer algo aún más impresionante si tomaran un camino distinto. Al final del día, ser un ‘pensante crítico’ es ser lo suficientemente paciente como para intentar una y otra vez todas las posibles respuestas y caminos, hasta encontrar el correcto… o los correctos.

Tus hijos e hijas pueden aprender a programar… y a ser más pacientes

La programación puede ayudar a tus hijos e hijas a ser más pacientes. En las clases ofrecidas por Tekkie Uni, tus niños podrán aprender de sus errores, tratar un sinfín de veces hasta alcanzar el éxito, consultar con otros y otras para recibir opiniones útiles y efectivas, y por supuesto, fortalecer sus habilidades de pensamiento crítico.

Todo esto los acercará a la posibilidad de transformarse en niños más pacientes. En niños que entienden la importancia de los procesos, y por tanto, en personas capaces de ejecutar proyectos fascinantes que dejarán a todos con la boca abierta. Dales a tus hijos el regalo de la programación y déjate sorprender con sus resultados.

Responses

Comment below